Niños

El Grupo de Niños de la Comunidad Cristiana de Concepción, es un servicio que nació hace muchos años en el corazón de hermanas y hermanos dispuestos a servir y obedecer el mandato del Señor. Es importante mencionar que nuestra misión es clara: Apoyar y complementar el trabajo que los padres ya están haciendo con sus hijos, poder fortalecer las relaciones de hermandad y amistad entre los niños, instruirlos en el estudio de la Biblia, profundizar en ella y que a su vez puedan darla a conocer a aquellos que no la conocen , enseñarles con el ejemplo lo que es el servicio, reconocer los talentos que pueden entregarle a Dios y por sobre todo acercarlos a Cristo y servir de instrumentos  para que puedan forjar una verdadera relación con el Señor y una identidad de hijos de Dios. Todo lo anterior obedeciendo lo que Dios nos va demandando, a través de la unidad, oración, ayuno permanente, sujeción y guía del Espíritu Santo.

 

Actualmente, el servicio está a cargo del Pastor y Apóstol Cristián Romo Jiménez y del hermano Fabrizio Macalusso Castro.

 

Los grupos funcionan todos los días domingos; conociendo a Dios a través de la alabanza, adoración, obediencia, juegos, manualidades, enseñanzas, adiestramiento bíblico, etc, estructurándose de la siguiente manera:

1.- Grupo de 3 años y 6 meses – 5 años, a cargo de las tías: Marcela Ramírez Romero, Keila Ayala Rivas, Camila Ulloa Muñoz y Natalia Torres Gálvez.-

2.- Grupo de 6 a 8 años, a cargo de las tías: Camila Romero Suazo, María Lorenza Carriaga Contreras y Claudia Cruces Collao.-

3.- Grupo de 9 a 11 años, a cargo de los tíos: Ana Quinteros y Fabrizio Macalusso Castro.-

Datos de importancia:

1.- Se trabaja todos los días domingos de 11.15 de la mañana, a las 12.45 horas.

2.- La edad mínima de entrada es de 3 años y 6 meses.

3.- En lo posible los niños deben llevar ofrenda.

4.- Los tíos que componen éste ministerio, estamos ayunando todos los meses (primer jueves de cada mes), por si los hermanos quieren acompañarnos.

No olvidemos que los niños son parte importante de la Iglesia y que es misión de todos nosotros instruirlos y clamar por sus vidas.

“Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él. (Proverbios 22:6 NVI)”

“Como Jesús sabía bien lo que pensaban, tomó a un niño y lo puso a su lado. El que recibe en mi nombre a este niño —les dijo—, me recibe a mí; y el que me recibe a mí, recibe al que me envió. El que es más insignificante entre todos ustedes, ése es el más importante”. (Lucas 9: 47-48 NVI)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *